El 3 de junio de cada año se ha convertido en una de las fechas más solemnes dentro del universo de la bicicleta después de que en 2018 fuera el día designado por las Naciones Unidas (ONU) para conmemorar la Jornada Mundial de este medio de transporte, fuente de salud y de ocio tan saludable y sostenible. Cada 3 de junio, sí, y aunque aún muchos consideran el no oficial 19 de abril, es el Día Mundial de la Bicicleta. Con motivo de una fecha tan señalada, la Fundación Contador quiso poner en marcha una actividad que fuera más allá de la bicicleta en sí junto a la Fundación Seur, el Club Rotario Madrid Velázquez Internacional y la Fundación Autismo Calidad de Vida (Aucavi). Porque una bici, al final, es la suma de muchas piezas y componentes. Como la sociedad misma.

Priorizando siempre los compromisos escolares y académicos de los participantes, la Fundación Contador organizó una ruta de los jóvenes de su Escuela de Ciclismo Plaza Éboli por Getafe, población madrileña donde compartieron pedaladas con miembros de la Fundación Aucavi desde su sede en la localidad hasta el Parque de la Alhóndiga, con una vuelta en torno a su lago.

Aucavi es una institución creada en 2003 que trabaja con niños que sufren algún tipo de Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y sus familias con el fin de mejorar su calidad de vida y lograr que puedan desarrollarla con la máxima independencia. En Aucavi cuentan con un gran equipo de profesionales en el ámbito educativo y una red de centros en los que se trabaja con proyectos educativos específicos y se vuelca en las necesidades educativas especiales. La distancia recorrida era secundaria. Como también la velocidad. Lo importante era disfrutar de la convivencia.

“Los chavales de la escuela estaban encantados, ha sido muy emotivo”, indica por su lado Álvaro García, uno de los monitores de la escuela Plaza Éboli. “No ha sido una ruta muy larga. La distancia no era lo importante. Lo importante era compartir pedaladas. Un monitor explicó a los chicos en qué consiste el autismo y cómo debían comportarse. Mucha información muy interesante no para una salida en bici, para la vida misma. Hay mucho trabajo detrás de esta salida”. “Ha sido una experiencia muy bonita. Todos los chicos estaban muy contentos con esta salida. Es difícil encontrar iniciativas que apuesten por nuestros chicos. El avance es muy lento, pero muy importante para sus vidas”, señalaba Agustín Ramos desde Aucavi.

“El Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo tiene lugar cada 2 de abril. Desde la Fundación Contador quisimos que, al menos en lo que a la parte ciclista correspondiera, también fuera este 3 de junio. La bicicleta es uno de los instrumentos que permite una mayor interdisciplinariedad en todos sus aspectos. Desde lo mecánico hasta lo competitivo, desde lo recreativo hasta como medio de transporte. Con motivo de este Día Mundial de la Bici nos pareció una idea muy bonita trasladar esa condición para volver a poner en foco sobre el autismo”, concluye Paco Romero, responsable de la iniciativa dentro de la Fundación Contador.