Año nuevo, vida nueva, que se suele decir. Y en términos ciclistas, ropajes nuevos. Cada 1 de enero se inicia un ritual de presentaciones y descubrimientos en lo que a vestuarios se refiere, sobre todo desde el prisma de los corredores que se incorporan a un nuevo proyecto y que no pueden lucir sus nuevos colores oficialmente hasta la entrada del nuevo año.

Las estructuras deportivas que sustenta la Fundación Contador ya conocen desde el arranque de este 2022 cómo serán sus nuevas pieles competitivas. Unas nuevas equipaciones con la firma y el diseño de la joven marca española Gobik Sport Wear.

La prestigiosa firma con sede en la localidad murciana de Yecla viene colaborando intensamente con las formaciones deportivas profesional, sub23 y júnior de la Fundación Alberto Contador desde la temporada 2019. Una cooperación que ha permitido el desarrollo de productos como su gama de maillots ‘Invincible’ y sus culottes ‘Absolute’ a partir de su testeo en la alta competición.

Gobik también se encarga de vestir a los integrantes de la Escuela de Ciclismo Plaza Éboli, apoya desde un prisma textil a la marca de bicicletas AURUM y confecciona las equipaciones conmemorativas del Gran Fondo Alberto Contador que se celebra cada mes de septiembre en Oliva Nova Beach & Golf Resort. Sin olvidar que, Además, Alberto Contador es su Embajador Global.

Gobik está experimentando un gran crecimiento a nivel mundial, con una apuesta firme por la personalización de los diseños a partir de unos tejidos de la máxima calidad. Fue creada hace una década por Alberto García y José Ramón Ortín y desde su nacimiento no ha dejado de embastecer y progresar, apoyando proyectos deportivos de la máxima categoría y también competiciones de primer nivel (Volta a Catalunya, Euskal Herriko Itzulia-Vuelta al País Vasco, Vuelta a Burgos o Volta a la Comunitat Valenciana, entre otras).