Un entusiasta pelotón compuesto por trabajadores de Amazon, varios de los embajadores del proyecto Idemticos de la Fundación Contador y el propio Alberto Contador han completado este lunes una última etapa del Camino de Santiago entre la localidad de Arzúa y la plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela para dar visibilidad a los colectivos con diversidad funcional; una acción en el marco de la iniciativa ‘Camino por el Cambio con Amazon’ que pone en marcha el gigante del comercio electrónico y a través de la cual ha realizado una recaudación de fondos para la Fundación.

Una jornada de cielo a ratos nublado, pero con una temperatura ideal para la práctica del ciclismo, que arrancaba en torno a las 12:00 horas a los pies del mural ornamental con temática xacobea ideado en 2021 por el artista urbano gallego Mon Devane dentro de la iniciativa ‘Las estrellas del Camino’. Sin prisa, pero sin pausa, y con algún reagrupamiento entre medias, la expedición esquivó la amenaza de los chubascos y fue completando los 40 kilómetros para alcanzar el punto final en torno a las 14:00 horas.

Este lunes no eran importantes los promedios o los vatios, si no el mensaje que se portaba. Durante el periplo, se sumaron a la comitiva más cicloturistas. Y la llegada ante la majestuosa catedral de Santiago de Compostela estuvo animada por los aplausos de muchos visitantes y curioso y de toda la expedición de Amazon que ha completado el camino de Santiago a pie.

Por parte del proyecto Idemticos de la Fundación Contador tomaron parte en la iniciativa los embajadores Carlos Javier Mozos, José Manuel Dosdad, Raúl Vallinot y Christian Silva. “Llevo como cinco años en el mundillo del ciclismo adaptado, veinticinco años con discapacidad adquirida, y algo como lo que hemos vivido hoy me resulta emocionante”, indica Mozos. “Hemos podido ir junto a todo un referente deportivo a nivel mundial como Alberto, alguien que ha sido el número 1 en su disciplina deportiva a nivel mundial.  Y por otro lado es una gozada que una empresa referente como Amazon, con la visibilidad que tiene y con su capacidad de generar repercusión, difunda este mensaje entre sus empleados y que éstos se animen a participar y a secundarlo. Aunque se trataba de un entorno acotado, y un ambiente distendido, es igualmente válido para empatizar e interiorizar reivindicaciones de nuestro colectivo”.

“Al final lo importante es practicar alguna actividad deportiva, la que sea. En nuestro caso nos hechizó la bicicleta, pero cualquier deporte es igual de válido”, señala Alberto Contador después de afrontar esta iniciativa sobre una Aurum Magma Essentia. “Lo importante es ejercitarse, los beneficios que aporta a la salud son múltiples. En el caso de los colectivos con diversidad funcional hay que romper todavía algunas barreras. Y no sólo de puertas para fuera, también dentro del colectivo. Como si el deporte fuera una complicación o como si hubiera vergüenza o dudas para practicarlo. Y no debería ser así. Hoy hemos tenido aquí con nosotros a cuatro deportistas como Christian, Carlos, José Manuel y Raúl que día a día nos demuestran que los límites más difíciles son los autoimpuesto. ¡José Manuel acaba de hacerse una Vuelta a España por sus propios medios durante un mes!”.